HOME CONTACT LINKS PRESS / PRENSA / JOURNALISMUS Last actualized: November 15
th;
2016;  by Hubert Weber ©
WINES / VINOS / WEINE SPIRITS / SPIRITUOSEN / ESPIRITUOSAS CONSULTING
CUISINE / REZEPTE / BAR TOURISM / TURISMUS / TURISMO CULTURA / CULTURE / KULTUR
ALREDEDOR DEL VINO / ARROUND THE WINE / RUND UM DEN WEIN
WINE-PHILOSOPHY / PHILOSOPHIA ENOLOGICA / WEIN-PHILOSOFIE
  EINKAUFEN / WHERE TO BUY / COMPRAS

Hace unos días tomamos, en una cena, en casa dos vinos.
Con la entrada (que era una ensalada de rúcula, con láminas de queso fontina, quinoa, nueces de pecan caramelizadas y crouton al ajillo),
tuvimos oportunidad de deleitarnos con el Weinert, Merlot, Cosecha 2004, que a mi me gustó muchísimo.

Se trata de un vino clásico de esta bodega a la que he recurrido después de mucho tiempo, tal como les contara del Carrascal,
la semana pasada que, como todos los productos que elabora tienen calidad y tradición, con un estilo propio,
más cercano al viejo mundo que a lo que habitualmente estamos acostumbrados.

Es 100 % Merlot, tiene 14,5° de alcohol que no se notan, pasó dos años en toneles de roble francés y tiene un color rojo rubí
ligeramente atejado.
En nariz muestra notas de frutas rojas y negras, toques de especias, y vainilla y algún dejo de notas tostadas.
En boca tiene un ataque dulzón, es agradable y aterciopelado en todo su recorrido mostrando una personalidad delicada, redonda,
amable que deja una sensación de estar tomando un vino de muy alta gama. Su final es largo y suave, de esos que invitan a otra copa.
Con un precio de $ 50 es muy, pero muy bueno, y excelente si uno gusta de este tipo de vinos.